23.4.06

Origen de los juguetes sexuales


Pues sí, me puse curiosa y encontré información en varias páginas, la mezclé y decidí compartir con ustedes estos significativos hallazgos...

Los juguetes sexuales existen desde hace unos 2.500 años. Los antiguos egipcios, griegos y romanos usaban la cera para crear velas semenjantes a enormes penes. Durante la dinastía Han en China, se fabricaban consoladores de bronce.

Antiguos manuscritos chinos explican cómo atar la base del pene con seda para mantener la erección (una versión primitiva de los anillos para el pene). Algunos de estos juguetes eran muy imaginativos: el "erizo" chino era un círculo de finas plumas unidas a un anillo de plata que encajaba sobre el pene.

El tan famoso dildo

La etimología de la palabra "dildo" es desconocida pero se le dio esta denominación en el siglo dieciséis. Algunos creen que se deriva de la palabra italiana "diletto" que significa complacer, deleitar. Sin embargo, los dildos se usaban ya en la Antigua Grecia, cuando las mujeres solteras usaban el "olisbos", un substituto del pene hecho de madera y que lubricaban con abundante aceite de oliva.

Los asiáticos también utilizaban juguetes sexuales por lo menos desde hacía 1000 años. En el Oriente Medio antiguo usaron dildos fabricados con boñiga seca de camello recubierta de una resina resistente.

Algunas referencias sobre la historia del dildo la encontramos cuando su imagen aparece como elemento decorativo o escultórico en las referencias a las celebraciones de las fiestas de la fertilidad o de la cosecha. Las imágenes de la vagina, del pene y del huevo han sido elecciones obvias de la humanidad cuando celebraban los rituales de la fertilidad. En 1955, arqueólogos descubrieron en Córcega monumentos fálicos de dos y tres metros de alto, pertenecientes a la Edad del Bronce (aprox. 4000 AC).

Durante la Edad Media, los penes artificiales eran comunes en Europa. En el siglo XVIII estos aditamentos fueron perfeccionados con péndulos y esferas oscilatorias y embellecidos con incrustaciones de plata o marfil

Vibrante invento

Los vibradores se usaron ampliamente en el mundo médico en la década de 1890, cuando hubo una "epidemia" de histeria entre las mujeres occidentales. Los síntomas de esta enfermedad, que en el pasado los médicos griegos describieron como el "útero ardiente", fueron múltiples, hasta el punto que cualquier forma de comportamiento extraño en las mujeres se consideraba histeria. La ansiedad, irritabilidad, fantasías sexuales o una"excesiva lubricación vaginal" se consideraban los primeros síntomas de la enfermedad. Se consideraba que el origen de la histeria era simplemente el resultado de la frustración sexual femenina.

Durante el siglo diecinueve a las mujeres que sufrían de histeria los médicos les masajeaban el clítoris hasta producirles un "paroxismo histérico", que hoy simplemente denominamos orgasmo. Esta había sido la práctica generalmente aceptada por más de mil años. Pero en la década de 1880, esta práctica médica se volvió en muchos casos tediosa y el médico británico Joseph Mortimer Granville patentó un aparato electromecánico de forma fálica como instrumento terapéutico para efectuar el "masaje pélvico" en forma más fácil, rápida y limpia.

Naturalmente que el masaje pélvico no curaba la histeria y las pacientes tenían que recibir tratamiento médico periódico. No había que hacer mucho esfuerzo para pensar que en la época Victoriana las mujeres iban donde los médicos a obtener el placer que no recibían en sus casas y que esta práctica se consideraba socialmente aceptable. Este comportamiento se explicaba por la aceptación del "modelo androcéntrico de la sexualidad", que consideraba que el sexo era exclusivamente para la penetración y eyaculación masculina.

Puesto que el uso del vibrador era sobre el clítoris y externo a la vagina, se concluía que no había contacto sexual y que el procedimiento era puramente médico. Ciertamente, causaba más controversia la introducción del especulo y muchos años después el uso del tampón.

En un libro de 1883 titulado "Salud para Mujeres", su autor recomendaba los nuevos vibradores para tratar la "hiperemia pélvica" o congestión de los genitales. Los vibradores eran operados con corriente eléctrica, baterías, pedal, turbina de agua, aire a presión o motor a gas y parecían más un equipo pesado de ingeniería.

Tenían velocidades que iban desde 1000 a 7000 pulsaciones por minuto y su precio en 1904, variaba entre quince y doscientos dólares según el modelo. Algunos de los primeros modelos fueron escandalosamente caros, como el "Chattanooga" que se vendía por doscientos dólares al final del siglo diecinueve. Sin embargo, en 1905 los vibradores ya eran más pequeños y económicos e incluían varios aditamentos para otros usos domésticos como la batidora. Jajajjajaja eso sí que es sacarle provecho!

De hecho, el vibrador fue el quinto artículo para el hogar en ser electrificado, después de la máquina de coser, el ventilador, la cafetera y la tostadora y precedió en no menos de diez años a la aspiradora y a la planchadora de ropa, pues sus fabricantes seguramente se ajustaron a las prioridades de los consumidores de su época.

En la mitad del siglo veinte, los dildos y vibradores comenzaron a aparecer publicitados en las revistas y catálogos femeninos como "instrumento para la tensión y la ansiedad femenina". La cadena de almacenes Sears Roebuck, describió en sus catálogos de venta por correo a estos juguetes como "una ayuda que toda mujer sabrá apreciar". Su uso se estimuló como una forma de mantener a las mujeres relajadas y contentas.

El reinado del vibrador como instrumento de los consultorios médicos terminó en 1920, cuando empezaron a aparecer en películas pornográficas y perdieron su respetabilidad como electrodoméstico. De otra parte, la medicina había avanzado y se tenía un conocimiento más profundo sobre la sexualidad femenina. La propaganda sobre el uso de vibradores desapareció de las revistas y catálogos.

Entre los años 20 y los 60 hay muy pocas menciones sobre los vibradores. En 1949 se recomendaba el uso del vibrador en un manual de sexo titulado "El Goce Amoroso en el Matrimonio" y en textos similares aparecidos en 1959 y 1960. Los investigadores Masters y Johnson usaron los vibradores en su investigación sobre la sexualidad en los años 60. Por la misma época los vibradores en forma de pene se vendían en tiendas de sexo y en catálogos de venta por correo, conservando su reputación sórdida.

La feminista y terapista sexual Betty Dodson, dice haber sido la primera feminista en recomendar a las mujeres el uso del vibrador para auto producir orgasmos mediante la estimulación del clítoris. Dodson ha dictado con éxito talleres sobre la masturbación femenina con vibradores durante más de 25 años.

Hoy los vibradores eléctricos se venden en las tiendas de electrodomésticos como "masajeadores corporales" y no hacen referencia a sus usos sexuales. Pero al mismo tiempo han aparecido innovaciones en el diseño de los vibradores.

Cándida Royalle, una conocida actriz porno lanzó al Mercado el vibrador "Natural Contours" que tiene forma curva para adaptarse a la forma de la vulva. Los japoneses desarrollaron un vibrador rotativo que se volvió muy popular entre los juguetes sexuales. Un desarrollo reciente es el vibrador "Fukuoku 9000", un pequeño vibrador que se ajusta en el dedo y operado con baterías, muy apreciado en las artes amatorias. Otro es el "Eroscillator" que en vez de vibrar hacia arriba y hacia abajo, oscila hacia los lados y trae un aditamento para ajustar al clítoris.

A diferencia de los primeros vibradores, los nuevos no vienen con batidora. Quien sabe que estarán cocinando los fabricantes con sus programas computarizados de diseño de hoy en día. Pero lo que es seguro es que no serán de boñiga de camello
.

Y otras opciones para la diversión actual

El primer sex-shop de la historia se instaló en la ciudad alemana de Flensburg en 1962. Treinta años después, la firma cuenta actualmente con 650 empleados y un volumen de negocios de 8.000 millones de pesetas al año.

Y bueno, ni tratar de calcular cuántas sex-shops hay alrededor del mundo. La variedad de juguetes sexuales es increíble y para muestra un botón... de internet, donde se encuentran adminículos que en nuestra vida hubiéramos imaginado: vibradores y dildos con una gran variedad de funciones, estimuladores del punto G, arneses, lubricantes, estimuladores anales, bolitas, pinturas... Para concluir, les dejo una pequeña lista de los juguetes sexuales más comunes, además del dildo y vibrador:

Anillos para el pene. Ayudan a retardar la eyaculación y retener por más tiempo la erección, hay algunos que ayudan a estimular el clítoris y los labios vaginales, o que cuentan con un bala vibratoria, para mayor estimulación.
Simuladores vaginales o anales. Su material es de espuma y sirven para ser penetrados.

Prendas de látex y lencería. Son recomendables para la gente fetichista o para las personas que les gusta disfrazarse.

Ropa comestible de grenetina. Tangas y sostenes de material muy delgado e inocuo que se puede comer.

Ropa de piel. Atuendos especiales para juegos de fetichistas y masoquistas.



15 comentarios:

  1. Diablos y ahora donde encuentro una sex-shop abierta a esta hora, ya ves tu tienes la culpa por ilustrarme tanto jajajajaja!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajjaja, bueno Dino, si no te aguantas, siempre está el internet: escoge tu juguete favorito y da el tarjetazo!

    ResponderEliminar
  3. CAESAR´S GABRIEL.11:23 a.m.

    jajajaja k escoja el juguete y k de en mi el tarjetaso.. jajajaja y arriba el DETROIT...

    KISS..

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, bitchie....ahora si que me solté a las carcajadas!...bueno ya tendré tiempo de leer bien tu blog

    te quiero bitchie

    ResponderEliminar
  5. Jejejeje gracias bitchie ;)

    Gabrielo, que jotísima eres! jajajaaja.

    Dino: APROVECHAAA, GABO PAGA!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:57 a.m.

    Hola tu articulo es muy bueno de donde sacaste tanta información... saludos
    less

    ResponderEliminar
  7. Pues de interné, básicamente busqué historia de los juguetes sexuales y salieron varias páginas interesantes.

    Yo sólo junté, tomé lo mejor de cada una y lo puse en mis palabras.

    ResponderEliminar
  8. bueno esto no viene desde ahora siempre ha sido asi, todo tiene su evolucion, nada se ha quedado estatico, por que el hombre nunca queda conforme con nada

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:59 p.m.

    Chumina, gracias por la información, tu cuales recomiendas?

    ResponderEliminar
  10. En Memoirs hemos escrito varias recomendaciones, te paso el link:

    http://memoirsofalencha.blogspot.com/search/label/Juguetes%20sexuales

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9:02 p.m.

    oye puta que chevr creo q me voy a comprar penes para introducirmelo en la vagina hay que rico chupame el pene y la vagina......papito asi me gusta

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:32 p.m.

    muuuuuuyyyyy buen trabajo....

    ResponderEliminar
  13. Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Sin duda alguna los juguetes sexuales han revolucionado el mundo, ya que se han ganado una popularidad donde los sex-shop son los más beneficiados debido a la gran cantidad de personas que llegan a este lugar para adquirir un juguete sexual que les ayuda a sentir placer y deseos de tener sexo con su pareja.

    ResponderEliminar

Deje su mensaje después del tono y así